Xuñ 19 2006

Sobre

Published by

Este é un exemplo dunha páxina de WordPress, pode editar isto para presentar información sobre sí mesmo ou a súa bitácora así os lectores saberán de onde ven. Pode crear tantas páxinas coma esta ou subpáxinas coma queira e xestionar todo o contido dende o proprio WordPress.

One response so far

One ResponseSobre to “”

  1. Jose Manuelon 21 Abr 2008 at 8:18 a.m.

    ——————————————————————————–

    Almirantes de racimo

    Uno de los sueños preferidos de los niños de mi época era el de ser almirante. No hay más que echar un vistazo a las viejas fotos de nuestras primeras comuniones. Aunque no es fácil alcanzar un sueño quien si lo ha conseguido es el militar Francisco Torrente Sánchez que ha llegado ni más ni menos que a almirante general de la Armada Española. Otro de los puestos importantes dentro de su brillante carrera fue el de Secretario General de Política de Defensa (Segenpol) . Inexplicablemente ( o tal vez inteligentemente ) Torrente renunció de manera voluntaria a este cargo para presidir la empresa pública Expal. Conviene recordar que Explosivos Alaveses S.A. – Expal- es el cuarto fabricante del mundo de material explosivo y munición avanzada . Entre sus productos figuran granadas de mortero, minas anticarro , grandes bombas penetradoras de aviación y las tristemente célebres bombas de racimo. También conviene recordar alguno de sus clientes: Irán , Irak, Turquía, Israel…

    Sería extenso enumerar todos los méritos que ha conseguido el almirante Torrente y que dan fe de su calidad humana. Citar simplemente que acaba de recibir la Gran Cruz del Mérito Civil , que en el año 2005 fue nombrado “Ferrolano del año” y que en breve será pregonero de la Semana Santa de Ferrol, su tierra natal. ¿Cabe más orgullo para una persona que estos reconocimientos?

    Cuando este año desfile solemne encabezando las procesiones de su ciudad nadie sabrá que tras él ,aparte de un reguero de capuchones, deja otro de muertos y mutilados gracias a los artilugios que su empresa fabrica. Son los desheredados de la Tierra. Niños que no sueñan con ser almirantes sino con recuperar el brazo o la pierna que una bomba les segó un mal día.

    Personas sin méritos ni condecoraciones pero con más dignidad que quien desfila bajo palio con el entorchado de los galones manchado de sangre.

    José Manuel Aranda

    Pontedeume